30/05/2017

¡Regala Emociones!

A menudo pensamos en regalos y obsequios para hacer a las personas que queremos.
Muchas veces, sin embargo, dejamos de tener en cuenta el poder de los regalos emocionales.

 

 

 

 

Actualmente, en una sociedad basada en consumir, es realmente importante reivindicar las bases de la felicidad. Sabemos, que materialismo y bienestar a largo plazo tienen una relación difícil.


Cuanto más materialista es la persona, menos feliz es. Es decir, cuanto más dependencia tiene su nivel de bienestar de elementos externos a la ella, más efímero es. En cambio, cuando el bienestar con uno mismo y con los demás, se adquiere a través de competencias emocionales internas, donde la persona es capaz de generar ella misma estados de bienestar, es cuando cultivamos el arte de la felicidad desde dentro.


Muchas veces pasamos por alto las verdaderas fuentes de la felicidad. Y tendemos a buscarla en lugares erróneos. De hecho, la frase tan generalizada que somos buscadores de la felicidad, implica que debemos buscar, descubrir e incluso perseguir.


Apostamos para modificarla y pasó a ser constructores de la felicidad. 

 

¿Y cómo podemos potenciar la educación en el arte ser feliz?

 

Sabemos que las personas que tienen unos umbrales más altos de bienestar subjetivo, son aquellas que:

 

  • Dedican tiempo a su familia y los amigos, y velan para tener una actitud positiva
  • Son conscientes de cómo se sienten y tienen estrategias para generarse momentos de bienestar
  • Tienen una buena autoestima
  • Saben expresar sus pensamientos de agradecimiento hacia los demás
  • Son capaces de dar ayuda a las personas que lo necesitan y de pedirle cuando les hace falta

 

Los regalos emocionales, son un buen recurso para potenciar nuestro bienestar y el de las personas que nos rodean. Especialmente, cuando queremos ayudar a los niños a cultivar su inteligencia emocional y a mejorar su autoestima y su autoconcepto.
 
Os dejamos una lista de regalos emocionales que podemos compartir en nuestro día a día.

 

  • Una palabra agradable
  • Un agradecimiento
  • Una mirada y una sonrisa
  • Un elogio
  • Una palabra de ánimo
  • Descubrir en los demás una cualidad
  • Un deseo positivo por los demás
  • Un abrazo

 

 
¡Deseamos que los disfrutéis!

 

 

                                                                                                                                                 

                                                                                 

 

    

 

Comentarios